abril 24

Cómo montar un negocio de venta de producto DIY desde cero – 1ª parte

Ayer hablaba con una amiga que vende detalles hechos a mano y necesitaba ayuda con la página de Facebook y la página web. Yo me ofrecí a ayudarla con ambas cosas y también a orientarla en el proceso de pasar de vender a amigos y familiares, a vender a desconocidos. Así que vamos a ver cómo montar un negocio de venta de productos DIY desde cero.

Pero antes te dejo el índice para que puedas moverte por el documento:

Primeros pasos

Cómo calcular el coste de la mano de obra

No quieras vender a todo el mundo

 

Te cuento ésto, porque voy a abrir un ciclo en el que voy a ir compartiendo contigo las cosas que le digo.

Entonces, pongámonos en materia, imagínate: se nos dan bien las manualidades y queremos hacer de esta fortaleza un negocio.

 

Primeros pasos

  1. Lo primero que yo haría es probar con mi círculo más cercano para validar el producto, es decir, comprobar si interesa y tiene un público.
  2. Una vez que haya vendido varias unidades, me pondría a crear colecciones. Generar productos de uno en uno es mucho más lento e ineficaz. En cambio, si haces varios iguales (pongamos 10 o 20) vas a coger más destreza, encontrar trucos y generar procesos que te van a hacer optimizar tu tiempo. De hecho te recomiendo que escribas estos trucos y procesos para cuando se te acaben esas remesas y no recuerdes los pasos que hacían la fabricación más óptima.
  3. Calcula tus gastos: coge todos los productos que usas para crear ese producto y suma lo que te han costado. Después divide entre el número de unidades que puedes hacer con ellos. Habrá ocasiones en que no puedas sumar todos de golpe, sino que tengas que ir uno por uno. Por ejemplo: si para hacer un anillo necesitas un cuarto de plancha de plata, una piedra y algo de cobre (o lo que se utilice, no tengo ni idea de estas cosas) para soldar, tendrías que:

 

    1. Dividir lo que te cuesta la plancha de plata entre cuatro (ya que te da para hacer 4 anillos).
    2. Calcular el coste de lo poquito que usas de cobre (mide el alambre en centímetros y divide entre el precio por metro) y suma la proporción.
    3. Por último, tendrías que sumar el precio por unidad de la piedra si las compras en packs (número de piedras de la bolsa entre el precio de la bolsa).

 

Cómo calcular el coste de la mano de obra

Una vez que lo tengas todo sumado, tendrás el coste de los materiales. El siguiente paso sería sumarle el coste de la mano de obra. Para ello calcula el tiempo que tardas en crear una unidad. Y cuando digo calcular, me refiero a coger el cronómetro del móvil y empezar a medir: apunta el tiempo que tardas en hacer cada proceso. Después ponte un precio por hora. Ten en cuenta que tendrás que pagar impuestos (IVA e IRPF) y cotizaciones sociales (autónomos), y que pretendes vivir de ésto. Además, ponerte un precio bajo es valorarte poco a ti misma, y aquí te pregunto: ¿quién te va a querer más que tú a ti misma?.

 

No quieras vender a todo el mundo

Esto por la parte de los costes, vamos ahora con el buyer persona o el público al que te vas a dirigir. Los norteamericanos dicen “The rich is in the niche”, y yo digo que hoy en día, con la competencia que hay, como no te especialices, vas a ser una más. Dirígete a un público muy, muy concreto. Por ejemplo:

 

  • joyas para novias modernas
  • ropa para hijos de padres comprometidos con el medio ambiente (recuerda que aquí los clientes son los padres y no los niños)
  • clases particulares de una asignatura de la carrera en concreto
  • social media para fotógrafos
  • costura para madres con poco tiempo
  • recetas para veganos con prisa
  • yoga para mujeres con dolor de espalda

 

¿Qué vas a conseguir con esta especialización? No sólo ofrecer un servicio muy concreto y ser referente en este campo (¿quién te viene a la mente cuando piensas en escuchar música de todo tipo en el móvil? Pues eso mismo es lo que quiero que tus clientes piensen de tu marca) sino que también podrás vender servicio, porque estarás tan especializada que serás capaz de aconsejar sobre su uso, productos complementarios, mantenimiento, etc…

En mi podcast, tengo un episodio en el que hablo más sobre este tema.

Si quieres ampliar esta información y seguir el ciclo, puedes ver la siguiente parte aquí.


Tags


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"d65f6":{"name":"Main Accent","parent":-1},"2c42e":{"name":"Accent Transparent Low","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}},"651eb":{"name":"Accent Transparent High","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"d65f6":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"2c42e":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}},"651eb":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"d65f6":{"val":"rgb(71, 222, 157)","hsl":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"2c42e":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"651eb":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Sigue aprendiendo de finanzas

Apúntate a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, para saber todo lo que necesitas saber y no te enseñaron en el colegio.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
03
Días
23
Horas
32
Minutos
21
Segundos

Curso gratuito de precios