junio 5

Cómo hacer una análisis de viabilidad

0  comments

En este curso vamos a ver el primer paso para dar viabilidad a un negocio. Se trata de hacer un análisis DAFO y comprobar qué ventajas o puntos fuertes tiene la creación de este negocio y qué puntos débiles o desventajas tiene. No te asustes por el nombre, verás cómo bajo a la tierra todos los términos. De hecho, lo verás de manera sencilla, ya que pongo de ejemplo un análisis DAFO que hago para un proyecto propio.

Cómo funciona el análisis DAFO

El primer paso es conocer exactamente qué se incluye en cada apartado de la matriz. Ten en cuenta que para crearlo correctamente, vas a tener que pensar no sólo en tus conocimientos, experiencia y demás, sino en tu forma de ser. Me refiero a esas emociones que te paran o te bloquean a menudo. Porque a la hora de crear un negocio, te pararán también.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.

Un ejemplo práctico para aclarar ideas

Como ya te he dicho en el vídeo anterior, te voy a contar ahora cuáles son cada uno de los cuadrantes de la matriz del análisis DAFO en un proyecto que quiero montar. Se trata de un proyecto personal, y aunque soy capaz de ver la viabilidad del negocio de cabeza, es muy importante escribirlo siempre. Te da una visión más amplia, y te permite recaer en puntos en los que quizás no habías pensado.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.

Calcula tu propia viabilidad

A continuación vamos a ver la calculadora de viabilidad. Se trata de una matriz de análisis DAFO cualificada. Esto quiere decir que te va a ofrecer un resultado en función de los datos que tú le metas. Podrás descargarla en tu ordenador.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.


Tags

DAFO


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"d65f6":{"name":"Main Accent","parent":-1},"2c42e":{"name":"Accent Transparent Low","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}},"651eb":{"name":"Accent Transparent High","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"d65f6":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"2c42e":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}},"651eb":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"d65f6":{"val":"rgb(71, 222, 157)","hsl":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"2c42e":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"651eb":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Sigue aprendiendo de finanzas

Apúntate a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, para saber todo lo que necesitas saber y no te enseñaron en el colegio.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>