abril 12

Sana tu relación con el dinero – Parte emocional

En este curso vamos a tratar la forma que tenemos que relacionarnos con el dinero, pero desde un punto de vista emocional. Vamos a analizar nuestro discurso interno con respecto a la riqueza, la abundancia, las personas que ganan mucho dinero y qué supone en general el dinero para nosotras. También veremos cómo ha afectado el discurso generacional a nuestra percepción del dinero.

Introducción

En primer lugar, una pequeña introducción para explicarte la necesidad de hacerte consciente de tu forma de relacionarte con el dinero.

Emociones y discurso interno

Vamos a adentrarnos en el mundo de las emociones. Prepara papel y lápiz porque haremos un ejercicio de meditación escrita. Es muy importante, que hagas esta parte del curso en un momento en que estés tranquila y no vayas a tener interrupciones.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.

Genealogía y dinero

Veremos ahora cómo afecta a nuestra percepción del dinero el discurso familiar, que ha ido pasando de generación en generación hasta llegar a ti. Veremos también cómo crear tu propio árbol. Descubrirás cosas muy curiosas.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.

Gastos y ahorro compulsivo

El dinero refleja nuestras carencias. Cada vez estoy más segura. Es verdad que no es el único reflector, pero sí uno muy potente en esta sociedad de consumo. Y hay dos formas de generar ese reflejo:

  • por el lado del gasto o compras compulsivas
  • por el lado del ahorro

Lo vemos en este vídeo.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.

Casos prácticos

Por último, vamos a ver casos prácticos relacionados con la genealogía para que te quede más claro cómo puedes aplicarlo a tu propio árbol.

Puedes ver este contenido premium accediendo a tu cuenta o suscribiéndote a la escuela por 15€/mes.


Tags

Relación con el dinero


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"d65f6":{"name":"Main Accent","parent":-1},"2c42e":{"name":"Accent Transparent Low","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}},"651eb":{"name":"Accent Transparent High","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"d65f6":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"2c42e":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}},"651eb":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"d65f6":{"val":"rgb(71, 222, 157)","hsl":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"2c42e":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"651eb":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Sigue aprendiendo de finanzas

Apúntate a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, para saber todo lo que necesitas saber y no te enseñaron en el colegio.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>