Hoy en día el dinero juega un papel fundamental en nuestras vidas, tanto es así, que se hace necesario el autoconocimiento financiero para poder mejorar nuestra situación.

El paso previo para comenzar con el Autoconocimiento Financiero

Desde mi punto de vista, hay 3 pasos para llegar a una situación óptima financieramente, que no tiene por qué significar tener mucho dinero, sino estar en armonía con el dinero que tenemos y lo que nos cuesta conseguirlo.

Actualmente, y sin ese autoconocimiento financiero, la necesidad de dinero se hace imperante en muchas personas. Algunas porque lo necesitan realmente, ya que no tienen suficiente para llevar una vida digna, y, en otros casos, quienes ya lo tienen, pero sufren porque quieren más y están dispuestos a hacer lo que sean con tal de conseguirlo.

Este hecho, lleva a muchas personas a generar mala salud, debido al estrés generado por el nivel de exigencia derivado de su deseo de conseguir más y más dinero.

Ojo, que no significa que el dinero sea malo, ni que tengamos que vivir en una situación de pobreza o ante el umbral de la pobreza. Lo que quiero decir va mucho más allá.

Ejemplos de carencias en el autoconocimiento financiero

Cuando tenemos una carencia de autoconocimiento financiero, actuamos con el dinero movidos realmente por carencias emocionales. Te pongo algunos ejemplos para que lo entiendas:

  • Si te faltó el amor que necesitabas en tu infancia, es posible que intentes suplirlo en tu edad adulta llenando ese vacío con bienes materiales, que consigues, generalmente gracias al dinero. Y normalmente no mides las consecuencias económicas, ya que la necesidad emocional es mucho más fuerte que la razón.
  • Otro ejemplo: la pobreza extrema y un exceso de responsabilidades en tu infancia que no son propias de un niño, pueden hacer que tengas una obsesión por el ahorro hasta el punto de no permitirte disfrutar del dinero.

Estos dos ejemplos muy comunes en el trato con el dinero hacen que la necesidad de auto conocerse sea imprescindible si quieres tener una buena relación con el dinero (o cualquier otro aspecto de la vida: alimentación, deporte, alcohol, drogas, etc..).

Los 3 pasos imprescindibles para el autoconocimiento financiero

Como decía más arriba, en mi opinión existen 3 pasos imprescindibles y necesarios para llegar a mejorar nuestras finanzas, estos son:

  1. Conocer tus carencias afectivas y que estás volcando en el dinero. Sólo de esta manera podrás sanarlas y dejar de usar el dinero, y otras cosas, para suplir lo que te faltó.
  2. Aprender a gestionar tu dinero: ahora que ya eres consciente de cuál es el verdadero motivo por el que tus finanzas te suponen un quebradero de cabeza cada mes, es momento de ponerse a organizar y gestionar tus ingresos y gastos. Nunca antes, ya que, como el que es fumador, seguirías fumando a pesar de saber que es nocivo para tu salud.
  3. Una vez que sepas exactamente el dinero que necesitas para vivir REALMENTE, es momento de empezar a generar tu propia fuente de ingresos, ya sea a través del emprendimiento o a través de la inversión, de forma que dejes de esclavizar tu vida para conseguir la situación financiera que deseas. Aunque, si has hecho bien el proceso de autoconocimiento financiero, estoy segura de que tus objetivos cambiarán drásticamente.

Sobre este tema hablo con el vídeo de presentación de uno de mis canales de YouTube y que te comparto aquí:

Ahora que ya sabes esto, es momento de aprender a saber hacer este autoconocimiento de forma práctica.

Cómo empezar con tu autoconocimiento financiero

En primer lugar, empieza por conocerte, por hacer una introspección. Necesitas saber qué es el dinero para ti y qué ocurre en tu cabeza si no lo hay. Incluso, qué ocurre en tu cabeza cuando lo hay, que también es importante.

Para esto, te recomiendo que hagas un reto de 21 días que propuse en mi canal de YouTube en el que te propongo determinadas preguntas que te harán darte cuenta qué significa el dinero para ti.

Es un proceso lento, pero muy poderoso. No quieras hacerlo todo en un día, porque tu forma de relacionarte no se forjó en un único día. Necesitas un proceso para ir conociéndote.

Si has trabajado ya en tu autoconocimiento es posible que este camino sea más rápido, aun así, te recomiendo que hagas los 21 días que te propongo a continuación antes de pasar el siguiente paso:

Crea tu autoconocimiento financiero a través de tus números

Ahora que ya te conoces mejor, es momento de sacar algunos números sobre tus finanzas.

Antes de empezar, quiero aclarar algo. Si has hecho bien tu autoconocimiento, ya sabrás bien cuál es el problema de tus finanzas, y quizá estos cálculos que vamos a hacer a continuación no hagan sino corroborar lo que ya sabías. Es decir, quizá no necesitas hacer el cálculo en sí, pero puedes hacerte una idea al conocer el concepto.

¿Puedes hacer frente a tus imprevistos? El Ratio de liquidez personal

Llegados a este punto, vamos a tratar algunos términos financieros, pero intentaré hacerlo de forma sencilla para que puedas entender cada proceso.

La liquidez es la capacidad de hacer frente a gastos de manera inmediata. En economía los activos que tengas, los puedes medir en términos de liquidez. Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro:

Si tienes una casa, tienes un activo, ya que es un bien de tu propiedad, y puede generarte dinero. En cambio, una casa es un bien poco líquido, ya que no se puede convertir en efectivo de forma inmediata, necesitas un proceso.

El dinero que tienes en tu cartera o en tu cuenta corriente del banco es también un activo, ya que te puede ayudar a generar más dinero y es de tu propiedad. En cambio, en este caso, sí es totalmente líquido, ya que literalmente es efectivo.

Sabiendo esto, es interesante saber qué cantidad de todos tus activos son líquidos, y por lo tanto te van a ayudar a hacer frente a un imprevisto rápidamente.

Ojo aquí porque de la misma forma que no es bueno que todos tus activos sean líquidos (dinero contante y sonante), sobre todo en tiempos de inflación elevada, tampoco es bueno que todos tus activos no sean líquidos, ya que no podrías hacer frente a un imprevisto sin endeudarte.

¿Dónde está el equilibrio? Bueno, te podría decir un número, pero creo que eso es encasillarte y encasillar tu estilo de vida. Después del auto conocimiento previo, es posible que ya tengas una idea de las cosas que tienes un pueden generarte un imprevisto: coche, casa en propiedad, vacaciones, niños, etc… Y también es posible que ya sepas que lo que antes considerabas un imprevisto, ahora es sólo un gasto innecesario y, por lo tanto, lo hayas desechado.

Si aun así necesitas un número para sentir más seguridad, te recomiendo que no exceda del 30% de tus activos.

Cuál es tu propensión Marginal a Consumir o a ahorrar. Ratio.

Dicho de una forma sencilla, vamos a analizar ahora la tendencia que tienes al consumo o al ahorro.

En ambos casos debe haber un equilibrio: ni restringir mucho el consumo, ni destinar casi todo al ahorro.

Imagina que tienes el dinero que tienes ahora. Imagina que vas por la calle y te encuentras con 1.000€, ¿qué harías? La respuesta válida es la primera que se te ocurra.

Posiblemente hayas pensado que te lo gastarías en… y habrás hecho una lista de esas cosas que necesitas o crees que necesitas y no tienes. En este caso, tu propensión tiende más al consumo.

Quizá, por el contrario, hayas pensado que lo ahorrarías en su totalidad. En este caso, tu propensión tiende más al ahorro.

La propensión marginal es similar, pero está basada en las matemáticas. A los economistas, aunque seamos filósofos, nos gusta traducirlo todo a números porque de esta manera podemos medir mejor y no quedan cosas sujetas a la subjetividad.

Y eso es justamente lo que hemos hecho aquí. Lo llevamos al límite: ¿qué haría la persona si tiene 1€ más? las posibles respuestas son:

  • No gastaría nada y lo destinaría íntegra al ahorro: propensión marginal al ahorro
  • Gastaría una parte y el resto lo destinaría al ahorro: la parte que gasta, en tantos por ciento es la Propensión marginal al consumo y el resto hasta la unidad la Propensión marginal al ahorro.
  • Gastaría más de ese euro: es decir, se endeudaría. En ese caso, la Propensión marginal al Consumo sería superior al 100%.

¿Qué es lo que tú haces?, realmente no necesitas saber qué tanto por ciento destinas al ahorro y qué tanto por ciento destinas al consumo cada vez que tienes un ingreso extra. No necesitas presentar ningún informe a nadie, sólo necesitas tener en tu cabeza hacia qué tiendes más. Aunque posiblemente esto ya lo sabías después de haber hecho el Reto de inteligencia financiera.

Los Gastos Hormiga y tu Presupuesto Mensual

Si tienes propensión al consumo estoy segura de que ya conoces los gastos hormiga. Son esos gastos pequeños que parece que no hacen daño, pero precisamente por esto, son los más peligrosos.

En las tiendas de «todo a 100» se puede observar mucho este comportamiento. Entras y de repente es todo muy barato, así que vas picoteando y cogiendo cosillas que «total si es sólo 1€» y que al llegar a la caja se han convertido en 50€.

Tú no tenías la intención de gastar tanto, ni mucho menos, has llegado a esa cantidad porque la percepción que se queda en tu cabeza es la del precio por unidad, no la de la cantidad de unidades que llevas.

A lo largo del mes, en tus finanzas, esto ocurre mucho, posiblemente: si fumas, si comes chicles asiduamente, si sueles tomar un café fuera cada día, la caña de después de trabajar… son gastos pequeños, que no hacen daño al ver el dinero que te queda en la cartera o en la cuenta bancaria, pero que, si son habituales, al sumarlos, dejan un hueco importante.

Lo que te propongo aquí es al hacer tus presupuestos mensuales, los categorices y les dejes un espacio. Si haces habitualmente este tipo de gastos, no tiene sentido que los elimines de raíz porque pueden tener el efecto contrario: gastar mucho más.

Asigna una cantidad cada mes, pero observa siempre si verdaderamente te apetece o lo necesitas. Después del tu auto conocimiento del principio del artículo, estoy segura de que lo tendrás más claro.

About the Author economistaholistica


Consultora económica y fiscal para negocios con alma.

¿Que qué esto de negocios con alma?, te animo a que escuches mi  podcast y verás como el tuyo también lo es.

Get In Touch
>