economistaholistica

2 comentarios

Última actualización: 24 octubre 2022

Tiempo de lectura aproximado  minutos

ReproducirReproducir

En el episodio de hoy quiero hablarte sobre el significado de capitalizar, en la sección de diccionario económico.

¿Qué es capitalizar?

Podríamos resumir este término como convertir algo en capital. Y me dirás:

Vaya definición de m…., Nuria…

Pues sí es una definición poco definida, pero voy a darle una vuelta para que se entienda mejor. Para eso, debemos entender primero qué es el capital.

Qué es el capital

En economía, hablamos de capital cuando queremos referirnos a algo que puede generar riqueza. En algunos casos, podemos traducir dinero por riqueza, pero ya hemos visto en algún episodio, que el dinero es un bien más, y lo único interesante que tiene es su valor de cambio. Es decir, lo que puedes conseguir gracias a él.

Algunos ejemplos de capital son:

  • maquinaria: en un negocio como el mío, o el tuyo, seguramente, el ordenador es un capital muy importante: es una máquina sin la que no podrías generar riqueza.
  • un fondo de inversión: es capaz de generar riqueza, ya que te va a reportar una rentabilidad cada cierto tiempo. Fíjate que, en este caso, se trata de un bien intangible.

Ahora que sabemos qué es el capital, quizá se entienda mejor la idea de convertir en capital. Podríamos decir, de algún modo, que capitalizar es convertir en riqueza.

Pero ojo, no sólo esto, ya que, como veremos en algunos ejemplos, no sólo es convertir, sino también medir.

Sinónimos de capitalizar

Aunque ya hemos visto la definición de capitalizar, es bueno conocer algunos sinónimos para entender mejor el concepto.

Algunos sinónimos pueden ser acumular, acaudalar o agregar.

Ten en cuenta que no deja de ser crear más riqueza con lo que ya tenemos, así que, dependiendo del contexto, puede ser un buen cambio de palabras en la oración.

Ejemplos de capitalizar

Qué es la capitalización bursátil

La capitalización bursátil es quizá uno de los ejemplos que hayas escuchado más a menudo. En este caso no se trata de generar riqueza, sino de medirla. Es decir, cuando hablamos una capitalización bursátil, estamos refiriéndonos a medir el valor de las acciones de una cartera o una empresa. Ya sabes que las acciones tienen dos tipos de valores, uno nominal, y otro el que le da el mercado. Pues es éste el que estaríamos interesados en medir.

Qué es la capitalización del paro

Otro ejemplo que quizá hayas oído varias veces es la capitalización del paro. Se trata de una propuesta de la Seguridad Social, por la que te dan de golpe todo lo que te corresponde de paro. Como sabes, lo general es que te lo vayan dando mes a mes, durante los meses que has generado. Pero gracias a esta política, y para fomentar el emprendimiento, te lo dan de una vez, de forma que puedas tener recursos para montar tu propio negocio.

Por último, vamos a hablar de capitalizar como la forma de obtener intereses. Existen dos formas de cobrar intereses en una cuenta bancaria, por ejemplo. Una simple y otra compuesta.

Qué es la capitalización Simple

La capitalización simple coge siempre como base el dinero que teníamos en un principio, y sobre esta cantidad va siempre calculando los intereses. Esto quiere decir, que cada mes, o cada año, en función de cuando se cobren, será la misma cantidad.

Qué es la capitalización Compuesta

Por contra, la capitalización compuesta, no coge la base inicial, sino que le va sumando a esta base los intereses que se generen en cada periodo. Por ejemplo, si en un primer momento teníamos 100 y hemos obtenido unos intereses de 5, en el siguiente periodo no se calcularán los intereses sobre 100, como en la capitalización simple, sino sobre 105. De esta manera, en cada periodo obtendremos una cantidad superior en proporción.

Qué se entiende por capitalizar en una empresa

Se trata de la forma que tiene esa empresa de acumular capital, es decir, de aumentar su valor. 

Existen varias formas, por ejemplo, la reinversión de los ingresos, lo que ayudará a que la empresa sea más grande, siempre y cuando esas inversiones sean fructíferas.

También podemos hablar de una capitalización ficticia basada en el marketing. De esta forma, el objetivo de la empresa es aparentar ser mejor de lo que es realmente gracias a acciones de marketing.

Esta estrategia suele ser interesante si están buscando inversores, aunque debe ir acompañada de una capitalización real para que tenga efecto.

¿Cuándo se puede capitalizar un gasto?

Ahora nos metemos en términos de contabilidad y vamos a ver cuándo se puede capitalizar un gasto.

Se capitalizará cuando forme parte de la construcción del activo, y antes de que éste esté en funcionamiento.

Vamos a poner un ejemplo para que se vea más claro: si para la compra de una maquinaria hemos pedido un crédito, hasta que esta máquina esté en funcionamiento y generando riqueza, por tanto, los gastos de ese crédito (intereses) se sumarán al valor del activo. Por lo que será mayor.

En cambio, si el activo se puede utilizar desde el primer momento, todos los gastos ocasionados (pago a proveedores, incluso los intereses del crédito) se considerarán un gasto financiero.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
    >