economistaholistica

0 comentarios

Última actualización: 11 enero 2021

Tiempo de lectura aproximado  minutos

Hay gastos que no están presupuestados, pero necesitamos o creemos que necesitamos hacer ese consumo. Tenemos dos opciones, postergar la compra, o hacerla de forma inmediata.

Vamos a poner un ejemplo, que quizá se entienda mejor. Hemos organizado nuestras finanzas del mes, y parece que ya lo tenemos todo controlado.

En cambio, vemos una promoción, o necesitamos recambiar algo, o quizá nos ha venido un capricho. ¿Qué hacemos?, ¿compramos o ahorramos?

Es urgente

En este sentido, lo primero que debemos plantearnos es si el gasto es urgente o no.

La reparación del coche que usamos para ir a trabajar, después de un accidente, es un gasto urgente.

La promoción del curso que nos va a ayudar a resolver el problema que tenemos en este preciso momento, es un asunto urgente. En cambio, ese mismo curso, que es muy interesante, pero no nos va a ayudar a resolver nuestro problema actual, no es algo urgente.

Comprar si es un gasto urgente

Bien, si el gasto es urgente, tendremos que hacer el desembolso. En ese caso, deberemos modificar los presupuestos que ya habíamos establecido para conseguir la cantidad necesitada sin recurrir a deuda o a ahorros.

Si aun así, no conseguimos esa cantidad, el siguiente paso será tirar de los ahorros de corto plazo. Pero con la conciencia de que estamos contrayendo un crédito con nosotros mismos, y deberemos devolvernos esa cantidad.

Comprar si no es un gasto urgente

En este caso, no nos quedaremos sin nuestra compra. Sino que lo programaremos en la próxima organización financiera. Así, tendremos en cuenta ese gasto, y entrará en el flujo financiero del mes.

Quizá necesitemos más de un mes para conseguir la cantidad. Bueno, eso también adiestrará nuestro cerebro a no conseguir las cosas de forma inmediata y evitaremos el gasto compulsivo.

Además, en este sentido, te remito al episodio número 352, para ver otro truco que podemos hacer con los gastos que no son urgentes.


¿Te gustaría aprender a organizar tus finanzas?

Si te ha gustado este atajo financiero, y quieres seguir aprendiendo más, te recomiendo que veas mi Curso de Finanzas Personales en mi Escuela de Finanzas, Cultura Económica. 

¡Estoy segura que te va a encantar!

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>