mayo 8

Email marketing con Mailchimp

0  comments

En esta mini clase vamos a hablar sobre hacer email marketing con Maichimp. Creo que es la herramienta externa más usada cuando comenzamos con esta estrategia de Marketing. Es muy intuitiva, y aunque todavía no está traducida al español, creo que se entiende bastante bien. Además, llega un punto en el que los procesos son bastante repetitivos, por lo que ya nos aprendemos la ruta a seguir.

Formularios con Mailchimp

La generación de formularios con esta herramienta es bastante fácil, además que nos permite varias opciones:

  • Constructor de formularios (Form Builder): nos ofrece un montón de opciones de diseño para ajustarlo lo más posible a nuestro branding. Recuerda que el usuario debe notar lo menos posible que se está usando una herramienta externa (a tu web). Por el lado negativo es que cuando usas este tipo de formularios, envías al futuro suscriptor fuera de tu web, y añades un paso más al proceso. Esta opción tiene cosas favorables y cosas desfavorables:
    • Un futuro suscriptor que no esté muy motivado puede perder el interés a seguir con el proceso, en cambio si fuese fácil, podrías conseguir más motivación a través de una secuencia de correos con contenido de valor.
    • Por el lado positivo, sólo conseguirás suscriptores verdaderamente interesados y ganarás una lista más saneada con tasas de apertura y clics más altas.
  • Formularios embebidos: se trata de incrustar los formularios directamente en tu página web, lo que te permite ahorrar un paso en el proceso.
    • Inconvenientes: no suele coincidir con el estilo de tu web y eso hace que tengas que retocar con CSS el código que te proporciona Mailchimp.
    • Ventajas: te ahorras un paso en el proceso de suscripción porque el formulario está en tu misma página web y no en una a parte.
  • Formularios en pop-up: es verdad que pueden resultar molestos para el lector, y cada vez más, tendemos a cerrarlos sin mirar, sobre todo los que salen en el centro de la pantalla. En ocasiones, si son discretos y salen abajo a la derecha, pueden tener más éxito. Mailchimp tiene un buen editor para hacer este tipo de formularios y te permite muchas opciones de diseño.
  • Formularios a través de integraciones con otras herramientas partners de Mailchimp.

Ley de protección de datos (RGPD) con Mailchimp

Por último, me gustaría destacar que es muy importante hacer las siguientes modificaciones en todos los formularios que tengas en tu web. Mailchimp lo pone bastante sencillo y ya tiene una opción exclusiva para cumplir la nueva ley de protección de datos. El único inconveniente es que está en inglés y debes traducirlo. Pero es fácil y con clicar sobre el texto puedes modificar su contenido. Incluso puedes añadir nuevos campos. Si quieres saber qué debes poner exactamente en este punto, te recomiendo que escuches el episodio 27 de mi podcast.

 

Automatizaciones con Mailchimp

Aunque son un poco escuetas, están bien para comenzar con esta estrategia. Recuerda que es conveniente enviar sólo los correos a las personas interesadas en el contenido.

  1. Tus correos tendrán menos consideración de Spam.
  2. Tus suscriptores estarán más contentos porque sólo reciben información
  3. Obtendrás unas tasas de apertura mucho más altas, y lo que es mejor, unas tasas de clic mayores. Al fin y al cabo, la tasa de apertura no te da mucha información. Hay personas que abren el correo para borrarlo, sin leer siquiera su contenido.

Mini clase sobre Mailchimp

Después de toda esta información, te dejo con el vídeo en el que hablo sobre varios asuntos relacionados con Maichimp. Espero que te guste y si quieres ampliar la información, puedes echar un vistazo a mi curso Primeros Pasos con Mailchimp.

 


Tags

Email Marketing, Mailchimp


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"d65f6":{"name":"Main Accent","parent":-1},"2c42e":{"name":"Accent Transparent Low","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}},"651eb":{"name":"Accent Transparent High","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"d65f6":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"2c42e":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}},"651eb":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"d65f6":{"val":"rgb(71, 222, 157)","hsl":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"2c42e":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"651eb":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Sigue aprendiendo de finanzas

Apúntate a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, para saber todo lo que necesitas saber y no te enseñaron en el colegio.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>

Más contenido en Telegram

¡SÍGUEME!