julio 10

241. Error número 2 que cometí emprendiendo: menospreciar el poder del networking

En el episodio de hoy quiero hablarte sobre cuando menospreciaba el networking y lo que me pasó por haber tomado esta decisión.

Recuerda que si tienes dudas sobre poner tus precios, organizar tus facturas, tus ingresos o disminuir tus gastos, y sobre todo, tienes muy poco tiempo de andar buscando en Google, puedes suscribirte a la Consultora donde podrás plantear todas estas dudas y ver las que han planteado otras personas.

Cuando menospreciaba el networking

Había comenzado con mi primer negocio. Era ese momento en que los emprendedores éramos unos prigados que teníamos que pagar la cuota de autónomos y no nos podíamos poner enfermos nunca.

Era también un momento complicado a nivel económico. Había mucha gente sin trabajo. Hacía poco que había salido de la empresa privada, y la experiencia no había sido nada buena. El caso es que era un momento complicado y yo todavía tenía muchos prejuicios con respecto al dinero. No sabía en ese momento que lo que me tocaría vivir, me quitaría esos prejuicios de un plumazo.

¿Te gustaría saber cómo organizar tus gastos?

¿Cuál de las dos opciones prefieres?

Un manual para crear presupuestos de tus finanzas de forma correcta

Choose this if you have some experience with programming and want to improve.

El daño que hacen los prejuicios

El caso es que esos prejuicios me hacían tener vergüenza. Me hacían salirme de mi sentido de pertenencia al grupo. El caso es que no solía hablar de mi negocio con otras personas.

Intentaba evitarlo cuando me encontraba con otras personas que pertenecían al sector. Afortunadamente, al comenzar el negocio, conseguí pronto clientes. La situación económica, de pronto iba bien. Pero mi vergüenza seguía ahí.

Cuando me di cuenta de que no podía seguir con un negocio no escalable

Estuve durante varios años en esta situación.

Cuando nació mi primera hija, me di cuenta de que no podía seguir con el negocio tal y como lo tenía. Y lo peor, era tarde para arreglar la situación.

Quizá habría podido seguir con ese negocio, y tomarme unos meses de descanso para estar con mi bebé recién nacido. En ese momento no supe cómo hacerlo, y poco a poco lo fui dejando, hasta que lo cerré definitivamente.

Estoy segura de que si hubiera hablado con otras personas del sector, que si hubiera ido a eventos. En definitiva, que si hubiera hecho networking, la situación hubiera sido totalmente distinta.

Ahora lo sé. Es muy importante rodearte de otras personas. Ver sus puntos de vista, aprender de sus errores, comentar los tuyos propios. Por que eso te abre la mente. Es como tener una ventana abierta siempre, que mete aire fresco a tu negocio.

Conclusión

Si a ti también te pasa esto. Te diría que no pases esa vergüenza. Con todos estos años, me he dado cuenta de que, aunque aparentemos lo contrario, todos tenemos los mismos problemas. Todos estamos en la misma situación y eso hace que busquemos lo mismo.

Y si ya has pasado por un problema y te encuentras a alguien en esa situación, ¡empatiza!. Te traerá muchas cosas buenas.

Al hilo de esto, te diré también, que es importante en un negocio, cuidar las relaciones. Tanto en el online, como en el offline. Pero cuídalas, trata a la gente, como te gustaría que te trataran a ti. Quizá haya gente que nunca se vaya a convertir en tu cliente. Pero se pueden convertir en embajadores de tu marca, y eso, quizá sea mucho más valioso.

Apúntate para recibir cada semana los episodios que publico.

Además, he abierto un grupo de Telegram donde podrás preguntarme tus dudas directamente en tu móvil.


Tags

networking


__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"d65f6":{"name":"Main Accent","parent":-1},"2c42e":{"name":"Accent Transparent Low","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}},"651eb":{"name":"Accent Transparent High","parent":"d65f6","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"d65f6":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"2c42e":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}},"651eb":{"val":"rgba(221, 70, 100, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":348,"l":0.57,"s":0.69}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"d65f6":{"val":"rgb(71, 222, 157)","hsl":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"2c42e":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.25)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}},"651eb":{"val":"rgba(71, 222, 157, 0.5)","hsl_parent_dependency":{"h":154,"s":0.69,"l":0.57}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__

Sigue aprendiendo de finanzas

Apúntate a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, para saber todo lo que necesitas saber y no te enseñaron en el colegio.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>
03
Días
23
Horas
32
Minutos
21
Segundos

Curso gratuito de precios